En armonía con la naturaleza

En cada panel del sistema de construcción NOVATOP se encuentra un árbol real con su historia propia, que se compenetra de una manera natural con la historia de la gente, que se ha soñado una casa de madera, la ha construido y vive en ella. Puede ser usted encontrará aquí el principio de una nueva historia de su vida.

¿Cómo contribuye la madera a la protección del medio ambiente?

  • La madera es una materia prima renovable, ya que crece continuamente.
  • Cada 108 segundos crece en nuestros bosques madera en volumen para la construcción de una casa unifamiliar.
  • La madera es el único material de construcción que es capaz de absorber más CO2 (dióxido de carbono) de lo que produce durante su ciclo de vida entero, desde el crecimiento tras la producción hasta su integración en la obra.
  • Cada árbol quita CO2 de la atmósfera y mediante fotosíntesis almacena carbono en la madera. El oxígeno vuelve a la atmósfera.

 

¿Conoce una materia prima mejor y más eficiente?

NVT_ilustrace CO2

 

¿Cómo contribuye NOVATOP a la protección del medio ambiente?

  • Procesamos una materia prima renovable y ecológicamente pura de bosques permanentemente cultivados. En el sitio donde se explote un bosque, crecerá un bosque nuevo.
  • Procesamos madera que proviene principalmente de coníferas checas respetando reglamentos ecológicos rígidos, ya que el proceso de producción cumple con criterios exigentes para una serie de certificados incluyendo el PEFC y el Natureplus.
  • Procesamos una materia prima que tiene como el único material de construcción una balanza deficitaria de CO2 (dióxido de carbono). La madera es capaz de absorber más dióxido de carbono de lo que produce durante su ciclo de vida entero, desde el crecimiento hasta su integración en la obra.  Al contrario existen procedimientos de fabricación como producción de cemento, cocción de ladrillos o de cal durante los que solo se liberan cantidades enormes de este gas.
  • 1 m3 de madera es capaz de retener hasta 250 kg de CO2. Si consideramos un consumo medio entre 100 y 150 m3 de madera para construir una casa y duración de la obra de 100 años como mínimo, se trata de una cantidad considerable.
  • Cada año procesamos más de 60 000 m3 de madera aserrada y fabricamos cerca de 1 300 000 m2 de tableros. Cada 1 m2 retiene aproximadamente 17 kg de CO2 (dióxido de carbono). Nuestros tableros son capaces de retener más de 22 millones de kilogramos de CO2 cada año, lo que equivale aproximadamente a 147 millones de kilómetros de viaje en coche. Para hacernos una idea mejor de esta cantidad, esta distancia significa dar una vuelta al Tierra 3 600 veces.

¿Conoce una manera mejor y más eficiente de una construcción sostenible?

 

La madera en números

La madera es uno de los materiales más antiguos que la gente ha aprendido a aprovechar para la construcción de viviendas, para la producción de herramientas o como fuente de energía. La mayoría de los materiales de construcción usados en la actualidad es producida de fuentes de energía no renovables y además su producción es energéticamente muy exigente.

La República Checa ocupa entre los países europeos el 12º puesto en cobertura forestal (el 33,5 %), en cuanto a reservas de madera por hectárea ocupa el 4º puesto (245,8 m3/ha) y en crecimiento anual por hectárea el 6º puesto (7,8 m3/ha). El crecimiento anual total (i. e. la cantidad de madera que crece en los bosques en un año) alcanza aproximadamente 18 millones de m3 en los bosques checos y la cantidad total de madera talada llega entre unos 14 y 15 millones de m3. Esto significa que cada año las reservas de madera acrecen al menos en unos 3 millones de metros cúbicos.

Cada habitante de Europa tiene a su disposición casi 1 m3 de madera creciente al año. Cada 80 años crecen en Europa 240 m3 de madera por una familia de tres miembros y de 140 m3 de esta madera procesada como madera útil se puede construir una casa con aislamiento de alta calidad y calentarla durante unos 80 años a precio muy económico. Los 100 m3 sobrantes se pueden aprovechar para fabricar muebles o muchos otros productos parecidos. La madera procesada de este modo se puede reciclar multiplicadamente después de años o se puede quemar y utilizar el calor emitido de varios modos.  No deberíamos olvidar otros aportes de bosques: elemento de formación del paisaje, el recreo, protección de agua potable y de suelo, biodiversidad, producción de energía de biomasa, etc.

Fuente:
CO2 BANK Suiza,  www.co2-bank.ch
Fundación Dřevo pro život  (Madera para la vida), www.drevoprozivot.cz